El buscar a un maestro auténtico de artes marciales puede ser muy difícil. Lo sé porque yo me encontré con muchos tropiezos en mi búsqueda por las artes marciales clásicas del samurai. Sobre todo porque cuando yo empecé esta búsqueda, el internet apenas empezaba a volverse accesible al consumidor común. Sólo podías acceder al internet por medio de una universidad o un café internet (lo cual resultaba muy caro). Cuando uno preguntaba por tal escuela o maestro prácticamente te atenías a lo que el maestro de explicaba sin poder corroborar o investigar más.

Hoy en día el internet es tan accesible que ahora parece que todos se la viven en sus celulares o laptops, las nuevas generaciones parecen que nacen expertos en aprovechar al máximo este nuevo recurso informativo.

Parece increíble que en estos tiempos donde cualquiera puede aprender sobre cualquier tema con sólo hacer unos “clicks” (o “touchs” para los que nos gusta usar tablets y smarphones), aún existan pseudo-maestros y charlatanes que se hacen pasar por lo que no son, o simplemente “embellecen” su currículum con anécdotas que no son ciertas. Y si crees que esto sólo lo hacen por dinero, créeme, me he topado con varios fraudes que enseñan “gratis”.

En este post me gustaría hablar un poco de mi experiencia en cómo descubrir si el maestro es un fraude o charlatán. Desde luego existen muchas maneras y el internet facilita mucho las cosas ahora ¡Cuántos golpes y desengaños me hubiera ahorrado de haber tenido internet cuando empecé!

La manera más fácil e inmediata para descubrir si tu maestro es un fraude es verificar sus dichos sobre sus experiencias personales. No es necesario investigar a su maestro, o al maestro de su maestro o irse generaciones atrás. Esto lo digo porque tu maestro pudo haber sido engañado por su maestro o simplemente está equivocado respecto algún dato, lo que significa que no es un charlatán, simplemente está mal informado. Pero no hay excusa para estar equivocado al narrar  y probar SUS propias experiencias. Esto habla de la honestidad o deshonestidad del maestro. Si anda haciendo afirmaciones sólo para atraer alumnos, más le vale poder respaldar su dicho con pruebas.

Otros creen que mientras el maestro “sepa”  o sea hábil, no importa lo demás, pero personalmente creo en el Budo y en que un maestro está para servir a sus alumnos y comunidad. Está para ser un buen exponente de su arte marcial y preservarla con honor. En el caso de las artes marciales, éstas se asocian con el honor y la disciplina, y una cultura tradicional. El que el maestro sea deshonesto habla de lo poco que le importa el arte marcial, o lo más importante, el bienestar de sus alumnos.

Todos nos podemos equivocar respecto a algún dato histórico, pronunciar mal una palabra en idioma extranjero etc. Ya que hay maestros que se limitan a aprender y enseñar su arte marcial sin indagar o profundizar el aspecto cultural o histórico de su disciplina. Lo que no hay excusa es no saber algo que supuestamente  les pasó a ellos.

Por poner un ejemplo, si dicen que entrenaron un arte con 500 años de antigüedad, sólo son responsables de demostrar que estudiaron dicho arte, no demostrar los 500 años que pasaron antes que él. Si dice que tiene experiencia en cierto grupo militar o agencia de seguridad, debe poder mostrar su pertenencia a dicha organización, así que no hay excusa de que dicho pasado es “secreto” o “clasificado”. No pedimos que detallen lo que hicieron, sólo que prueben su dicho de haber pertenecido a dicho grupo. Claro, que si las afirmaciones del maestro son precisamente detalles de su trabajo, entonces deben poder validarlo.

Hay muchas anécdotas que pudiera presumir a mis alumnos, pero prefiero callarlas precisamente porque las prefiero mantener privadas y no ando divulgándolas sólo para decir “que no puedo dar detalles”. Y cuando sí comparto algo trato de ser cuidadoso de citar mi fuente o referencia de dónde tomo tal información o bien aclarar que tal enseñanza viene de “mi cosecha” y debe ser tomada como tal. Mis alumnos conocen personalmente a mi maestro y hemos entrenado juntos en mi Dojo en Mexicali, o cuando me han acompañado a un viaje de entrenamiento, así que no me dejarían mentir.

El internet hoy en día es lo peor que le pudo haber pasado a los fraudes. Antes, cualquiera podía inventar lo que sea sobre su pasado, experiencia en artes marciales, etc. Ahora solo hay que “googlear” el arte marcial o solicitar una página de internet de la escuela donde supuestamente estudió el maestro, y se desmoronan los cuentos de los charlatanes.

Creer que los charlatanes y fraudes están motivados por el dinero, es una visión algo miope. Inflar el ego suele ser suficiente fertilizante para el crecimiento de fraudes.  El deseo de admiración, sentirse alguien importante, líder y ser respetado, pueden ser motivos más fuertes que el dinero o incluso los bienes materiales.

Siempre que pienses entrenar en algún arte marcial es buena idea investigar sobre la historia de tal arte marcial y luego investigar si el maestro de la escuela a la que piensas entrar está ligado fehacientemente con dicha arte marcial.

Pide certificados si lo amerita, o si dice haber estudiado un arte marcial de, por decir algo, Indonesia, pide alguna página de su escuela o maestro en ese país dónde aprender más. Esto no es irrespetuoso, sino que muestra interés legítimo por el arte marcial que el maestro debería sentirse orgulloso de presumir y compartir, nadie lo mantendría en secreto.

Hay mucho más que hablar de este tema, pero ahora quiero que tú me compartas tus experiencias con algún maestro de reputación “dudosa”. Pásanos tus “tips” de cómo descubriste que era un farsante. Me gustaría saber tu opinión y creo que ayudaría a muchos que están buscando una escuela de artes marciales a no caer presas de algún charlatán.

Comparte este blog con alguien que creas que le pudiera servir o que pienses que está involucrado con un maestro ilegítimo.

¡Suerte en tu búsqueda! Espero poder ayudarte si tienes alguna duda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s